Responsabilidad social corporativa 

 

Orientamos empresas en el cumplimiento de la LGD

 

Nuestro objetivo es que las personas con problemas de salud mental se incorporen a la empresa ordinaria. Nuestro centro especial de trabajo no es finalista, queremos ser un trampolín, por eso somos muy activos en la búsqueda de oportunidades laborales en la empresa ordinaria y en acompañar empresas cuando contratan profesionales con discapacidad.

La Ley General de Discapacidad (LGD, antigua LISMI) obliga a las empresas de más de 50 trabajadores a incorporar personas con discapacidad mediante contrato laboral que representen un mínimo del 2% de su plantilla.

Cuando, por motivos excepcionales, una empresa no puede contratar profesionales con discapacidad, debe solicitar el certificado de excepcionalidad al Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat de Catalunya, que le autoriza a:

  • Comprar productos y servicios de un centro especial de trabajo. El importe anual de la contratación debe ser tres veces el IPREM por cada persona trabajadora con discapacidad.
  • Constitución de un enclave laboral con un centro especial de trabajo. Un enclave laboral es el contrato que realiza una empresa con un centro especial de trabajo para la realización, por parte de un grupo de trabajadores con discapacidad que se desplazan temporalmente a la empresa colaboradora, de obras o servicios relacionados con la actividad de la empresa.
  • Hacer una donación económica a un proyecto de inserción social.

 

A las empresas que no pueden contratar personal con discapacidad y que han obtenido el certificado de excepcionalidad, en La Calaixera ofrecemos la posibilidad de cumplimiento de medidas alternativas mediante la compra de productos y servicios o la donación de recursos económico para financiar nuestros proyectos de inserción laboral.

 

Descárgate nuestro folleto informativo de la LGD